fotografias de Naibaf

Loading...

lunes, 27 de octubre de 2008

TALLER DE PINTURA BARROCA, MASCARAS Y MARIONETAS PARA NIÑOS.

Permiten el acercamiento de los pequeños con las artes plásticas.

Dentro de las actividades del séptimo Festival Cervantino Barroco que se realizó en San Cristóbal de Las Casas, entre el 13 y 17 de octubre, el taller de pintura barroca y marionetas dirigido a público infantil .

Es a partir de las cuatro de la tarde que decenas de niños y niñas acompañados por sus padres o hermanos, se reúnen en los corredores de la planta baja de Palacio Municipal para participar en el taller de pintura barroca, elaboración de mascaras y marionetas a cargo delos maestros Emilio Gómez Osuna, Rafael Jiménez y Humberto Hernández.

A lo largo de mesas largas es posible apreciar el trabajo de los talleristas independientes, pero principalmente de las sonrisas, juegos, curiosidad y acercamiento al arte de niños y niñas de todos los niveles sociales que comparten los materiales y se ayudan los unos a otros mediante esta lúdica experiencia.

En entrevista, Emilio Gómez Osuna, también conocido como Pok’ok nos platica que esto nace desde la primer edición del Festival Cervantino Barroco, gracias a la necesidad de darle espacio a los niños, “he reclamado que sea micha y micha, mitad para niños y mitad para adultos, ya que casi siempre los eventos son para los grandes”, mencionó.

Debido al corto tiempo que los niños tienen en el taller se les enseñan cuestiones básicas, como “perderle miedo a la pintura”, teoría del color con base en la experimentación de los participantes, reciben nociones de composición en el uso de planos, todo esto utilizando papel de calidad y pinceles adecuados, para que el trabajo que realizan perdure y puedan conservarlo como un buen recuerdo.

Para Emilio una de las mejores recompensas de su trabajo es la amistad que hace con niños que venden pulseras en las calles de San Cristóbal, o bien, de niños que asistieron años atrás a sus talleres y ahora son jóvenes, incluso algunos que ya vienen con sus hijitos, “verlos crecer y que cada año vengan es muy bonito” señaló Pok’ok.

A la par del taller de pintura, se enseña la elaboración de mascaras y marionetas, en esta actividad participan además de los pequeños, jóvenes, incluso padres de familia tienen la oportunidad de aprender estas manualidades utilizando materiales como papel periódico y engrudo, mientras los instructores abundan sobre la historia de estas artesanías.

Cabe mencionar que este mismo grupo de talleristas realizan actividades similares en festivales culturales de las ciudades de Tapachula, Comitán, Pichucalco y en otras oportunidades a lo largo del Estado de Chiapas.