lunes, 1 de diciembre de 2008

HERMILO LIZCANO, ESCRITOR QUE RESCATA VOCABLOS MAYAS.

Realiza un homenaje a la flora y fauna de la Selva Chiapaneca

En días pasados se realizó en San Cristóbal de Las Casas la presentación del libro “Décimas Zaquileñas, Homenaje a la flora, fauna y cultura de la Región Norte de la selva Lacandona” de Hermilo Lizcano Lizcano con quien tuvimos la oportunidad de platicar.

Como su nombre lo indica, el libro publicado por la Secretaria de Educación Pública fue escrito en décimas, que son versos octasílabos en conjuntos de diez que logran una rima muy especial que al leerlos tienen un ritmo comparable con las coplas del son jarocho o cubano, “es muy fácil agregarles música, es decir, cantarlos”, mencionó el autor en referencia a que es igualmente posible cantarlos que leerlos, como él lo hace acompañado de percusiones.

Desde su perspectiva utilizar este formato obliga al autor a buscar palabras que rimen “que al mismo tiempo vayan en el lugar preciso, como un rompecabezas”, sin que pierda el sentido lógico.

“El pretexto para escribir este libro es promover vocablos de origen maya que poco a poco se han ido perdiendo; los nombres originales de los animales, las cosas, las plantas, los retomo y construyo imágenes que hablan de la flora, de la fauna, de la cultura y de algunos personajes” comentó en relación al libro inspirado en su natal Zaquila, Municipio de La Libertad en el norte del Estado.

De igual manera Lizcano nos comentó que sin ser su intención original sus escritos llevan implícitamente un mensaje sobre la conservación de los tesoros naturales y cultura en aquella zona de la selva lacandona, gracias a la recreación de ambientes y escenarios que llevan al lector a ubicarse en el sitio que el autor vivió en su infancia y que hoy recrea a través de las letras.

Sobre su creación literaria, el escritor dedicado a la promoción cultural en la Universidad Autónoma de Chiapas, compartió algunos de los textos, en décimas y sonetos, mediante los cuales hace referencias a su vida, pero también aborda el tema de su muerte, rinde homenaje a su familia, amistades y a personajes de la vida de San Cristóbal.

1 comentario:

Catalina Ovalle dijo...

Tengo la fortuna de contar con un ejemplar del Maestro Hermilo Lizcano. Encuentro este ejemplar como una sensible, familiar y coloquial manera de acercar a la gente a su raíz y no perderla de vista. Quisiera saber si existen más libros en el futuro del escritor.